Tras más de 50 años en la Parroquia De Santiago, la talla de San Vicente vuelve a su altar en la Capilla de Nuestra Señora de la Estrella.

A mediados de los años 50, y por decisión del entonces párroco, D. Victorio Garrido, la talla de San Vicente Ferrer, que recibía culto en la Capilla desde hacía varios siglos, fue trasladada a la iglesia De Santiago el Mayor.

En el templo parroquial podría contemplarse primero en púlpito mozárabe para, después, recibir culto en la nave norte de la Iglesia.

Desde hoy, la magnífica talla podrá venerarse desde su altar en el lado del evangelio de la Capilla, el cual permanecía vacío desde hacía años.

El traslado se ha realizado de manera privada, y hoy, día de San Vicente Ferrer, la Capilla permanecerá abierta en horario extraordinario de 17:00 a 20:00.