Con la llegada del tiempo ordinario, y para la celebración de la Solemnidad de la Presentación del Señor en el Templo, la «Candelaria», la Virgen de la Estrella y el Divino Salvador lucen los mantos de seda salmón y brocado dorado.

El conjunto lo completa la la corona de oro y plata sobredorada de Fernando Marmolejo y varias joyas del ajuar de Nuestra Señora.