Historia de la Hermandad

Una institución con más de 500 años de historia

En sus más de 500  años de historia, la imagen de Nuestra Señora de la Estrella ha sido guía y farol de Toledo. El 8 de septiembre de 1498 se convierte en la primera fecha documentada en los archivos de la hermandad, pues encabeza un legajo notarial con la escritura de alquiler de una casa propiedad de la hermandad en lo que hoy conocemos como Subida de la Granja. Una fecha ligada ya a la devoción a la Virgen de la Estrella, cuyas primeras ordenanzas –que no han llegado a nuestros días- estarían rubricadas por el mismísimo cardenal Francisco Jiménez de Cisneros en la sede Primada de Toledo.

Mientras que de estas primeras normas la hermandad no conserva ningún atisbo documental, sí lo hace de las aprobadas en 1555 por el cardenal Juan Martínez Silíceo. Hasta esa fecha, la Hermandad de la Virgen de la Estrella se situó bajo la jurisdicción eclesiástica que en el siglo XVI ejercieron en la sede Primada el cardenal Guillermo de Croy (1518-1521), el cardenal Alonso de Fonseca (1524-1534), el cardenal Juan de Tavera, que ejerció su ministerio y gobierno de 1534 a 1545 hasta llegar el cardenal Silíceo.

La Hermandad de la Virgen de la Estrella ha estado siempre en los momentos más importantes de la historia toledana. Hoy, la procesión por los barrios del Arrabal, Antequeruela y Covachuelas recuerdan aquellos cortejos que llevaron a la Santísima Virgen a otros puntos de vital importancia para la Iglesia en Toledo, como a Santa María la Blanca o al Convento de la Santísima Trinidad, así como a la Iglesia de Santo Tomé y otras tantas procesiones en rogativa por la lluvia y contra el cólera.

 

Devoción hacia una Madre: los exvotos y milagros de la Virgen de la Estrella.

La Hermandad de la Virgen de la Estrella atesora en el camarín de la Santísima Virgen una serie de pinturas de carácter votivo, es decir, exvotos que los fieles han regalado a Nuestra Madre por obrar un milagro y como intercesora en alguna causa.

Entre esas pinturas, realizadas en óleo sobre lienzo o tabla, destaca la pintura en la que la Virgen de la Estrella aparece sobre una nube y junto a ella, San Vicente Ferrer –la hermandad profesó voto a este santo dominico- la leyenda que se puede leer en el lienzo narra el milagro:

‘Esta niña llamada Gertrudis hija de Ju. Díaz y María Muñoz, el Viernes Santo, en la noche, saliendo de San Nicolás, del Sermón, cayó de lo alto del pretil de la escalera, y cayó de cabeza, quedándose igualada como muerta, y su madre, de todo corazón, llamó a Nuestra Señora de la Estrella y a San Vicente Ferrer, y (la moribunda) se levantó sana y buena. Año de 1705’

Otra pintura o exvoto está incluso fechado en la propia leyenda inscrita en el margen inferior ‘a 19 días del mes de febrero de 1651’. Este milagro habla del doctor Ju. De Herrero, médico de Toledo, que enfermo, desahuciado, y encomendado a la Santísima Virgen, sanó al llevarle a su habitación al Niño Jesús de la Virgen de la Estrella. En la pintura aparece el doctor enfermo en su cama con dosel, acompañado de un fraile  que le invita a morir en gracia de Dios y dos personajes nobles. La Virgen de la Estrella se encuentra representada en el margen superior derecho.

“En el año de 1651 en 19 días del mes de febrero estando el doctor Julio Guerrero médico de Toledo malo de una grave enfermedad, desahuciado de los médicos, se encomendó a Nuestra Señora de la Estrella le llevaron su niño la cual fue servida de darle entera salud de exvoto”.

Por último, y el más antiguo conservado, se trata de un exvoto del 2 de noviembre de 1627. Fecha en la ocurriría algo similar a la anterior historia, cuando Ju. De Velasco, vecino de Toledo, estando enfermo y desahuciado de los médicos pide el auxilio de la Santísima Virgen y sana.

“En dos días del mes de noviembre de 1627 años Juan de Velasco vecino de Toledo estando enfermo y desahuciado de los médicos (…)”.

Antiguo grabado de Nuestra Señora de la Estrella. 

Archivo de la Hermandad

Restauración de 2015

En el año 2015, la imagen se sometió a un proceso de restauración integral, durante el mismo se encontró un documento manuscrito en el interior de las sienes de la Virgen en el que se describe un milagro de la fechado en 1808 que recogemos a continuación:

“La Milagrosa Imagen de Nuestra Sra. de la Estrella, se retocó su rostro y se le pusieron los ojos de cristal en el día 22 de Marzo de 1808, por los Profesores de Escultura y Pintura Don Bernabé Gálvez y Don Santiago su Hermano; dió cien reales una Pobre que estaba baldada, y se puso buena, en el acto de hacer la oferta, y el resto hasta 240 reales que costó, lo pagó Don Juan Aguado del comercio, y el Arquitecto del Cabildo de la Sta. Iglesia Primada.

En el día 19 de dicho mes y Año fue la Prisión y confiscación de bienes del Gran Privado de Carlos IV Don Manuel de Godoy que fue Almirante de Castilla Generalisimo de Mar y Tierra, y fue desgraciado su fin por aclamación de Pueblo, en el Real Sitio de Aranjuez.”

Archivo de la Hermandad