La restauración integral de la Corona de Camarín de la Virgen de la Estrella ha devuelto a la joya el esplendor de épocas antiguas.

La laboriosa intervención, que se ha desarrollado en los últimos meses en el taller orfebre de Orovio de la Torre, en Torralba de Calatrava, ha permitido devolverle a la pieza la simetría en su diseño, el brillo y la limpieza original de la misma.

Se han sustituido las más de 40 piedras que embellecen la obra, se han integrado más de 20 nuevos esmaltes, y se ha procedido a recuperar antiguas piezas perdidas.

Además, se ha unificado las tonalidades del dorado y se han corregido todos los desperfectos con los que contaba la presea provocados por la manipulación.

Esta joya de diario del ajuar de la Santísima Virgen, es una obra de fundición fechada a principios del siglo XX que se llevó a cabo bajo los cánones de las coronas imperiales de otras virgenes toledanas, e inspirada en la corona histórica de Nuestra Señora de la Estrella. Esta última joya, elaborada en plata de ley en el siglo XVII se encuentra ya también en los talleres de Orobio de la Torre y se llevará a cabo en ella una profunda restauración, pudiendo ser usada de nuevo por Nuestra Señora de la Estrella, casi 100 años después.

Ambas restauraciones forman parte de la obligatoria misión de mantener el patrimonio de la corporación.