La tradición marca que la Virgen se vista del color litúrgico actual

Con el comienzo de la Cuaresma en lq que la Iglesia nos regala la conversión y la meditación de la Pasión de Cristo, debemos prepararnos para la celebración del Misterio Pascual que traerá consigo el gozo de la Pascua.

La Virgen de la Estrella,  porta terno completo de espolín de seda datado de 1715, juego de puños de encaje de Bruselas. Estrena cuello de encaje de bolillos donado por una hermana. Sobre la saya, corazón de plata del siglo XVIII.

Nuestra Señora, no porta velo, y sobre las sienes, la Corona de Camarín restaurada en 2019.